Treinta años de Skateboarding mallorquín por Roberto Rodríguez


Autor: Two Candles

Roberto  Rodríguez es uno de los OG de la isla, grabando, fotografiando y ripando prácticamente desde el inicio del Skateboarding en Mallorca y sé que tiene muchos datos y batallas interesantes que contarnos.

Bueno Roberto, cuéntanos un poco de ti, qué haces, a qué te dedicas y un poco tus inicios en esto del Skateboarding. 

Lo primero de todo, muchas gracias por ofrecerme esta oportunidad para contar algo de historia del skateboarding desde el punto de vista poco explotado de un filmer de la escena.

Al lío:

Me llamo Roberto, tengo 43 años y llevo desde 1989 patinando, más de media vida. En lo profesional, soy impresor digital de gran formato, con eso pago facturas. En lo personal soy marido y también soy padre de un niño de 8 años, y adoro a mi familia.

Comencé a patinar porque era uno de los típicos juguetes que veías en la calle, como podría ser un patinete de esos de manillar hoy. ¿Qué niño no lo ha probado?

Me monté encima y sentí una sensación que me enganchó al instante. Rodar sobre la tabla y deslizarte casi flotando, me flipó desde el mismo momento que me puse sobre la tabla. Eso no ha cambiado lo más mínimo. Tras unos años patinando conseguí una cámara de fotos y después una de vídeo (no existían los móviles obviamente). Retratar la escena fue algo que tenía magia también. Empecé con los amigos más cercanos, luego se extendió a cualquiera que se prestase a ello. Y así hasta el día de hoy. Desde un inicio algo me decía que lo que hacía retratando la escena era algo grande. Con el paso de los años, me doy cuenta que no me equivocaba. Tengo un archivo de la historia del skateboarding mallorquín del que estoy muy orgulloso.

Camilo Agudelo. Fs Nosegrind

Cuéntanos con quién empezaste a patinar, quiénes fueron tus primeros colegas en este mundillo.

Pues los primeros fueron los colegas del barrio. En mis tiempos había mucha vida en las calles. Los niños salíamos y aprendíamos a patinar en las calles. No había tantos coches como hoy.

Comencé con Berto, Pau, Pedro, Manu… un largo etc. Todos de El Molinar. Pronto se unió a nosotros Miguel Urbina, al que teníamos como un ídolo, ya que por aquél entonces ya todo el mundo lo conocía en Palma. Él patinaba por todos los barrios donde hubiese gente dando caña, ya entendía el skateboarding a otro nivel, mientras nosotros jugábamos. Y lo que son las cosas, nos hicimos colegas y ha sido el tío con el que llevo toda la vida patinando, hemos sido «socios», llevando para adelante el proyecto de Two Candles y sus vídeos. Y a día de hoy, aún patinamos mucho juntos. 

¿Quiénes fueron tus referentes nacionales e internacionales?

Mis referentes fueron siempre gente que veía en revistas o vídeos, son lo más grande, a lo que quieres parecerte.

En lo nacional flipaba con Marcos Gómez, Pabli, Pau Vilaseca, Jesús Fernández, Nano, Daniel Lebrón, Raúl Navarro… todo muy street, como el skate que hacíamos en Mallorca.

Internacional Ray Barbee, Mike Carroll, Ricky Oyola, Josh Kalis se me vienen ahora a la mente, pero en realidad me flipa la gente creativa como Daewon Song por ponerte un ejemplo.

No me gusta ver copias de copias. Valoro más la originalidad, la personalidad a la hora de hacer cosas.

¿Cuál crees que fue para ti la mejor época del patín Mallorquín?

Lo típico sería decir que los 90’s porque fue mi época, la que viví con más intensidad. Todo era nuevo, fuimos los primeros en vivir muchas cosas. Era todo muy «real» por así decirlo. Pero la verdad es que la actualidad es una pasada. Hay una nueva generación que ha cogido el relevo a la nuestra, y se ha mimetizado con los que quedan de mi generación y de otras intermedias hasta los últimos en unirse a la gran familia de los Mallorcos. La escena ha crecido, y aunque hay más grupitos que antes (antes éramos todos una gran familia), la verdad es que se respira unidad y respeto. Creo que la esencia de familia se ha mantenido y se ha transmitido de generación en generación. Y eso hace de este momento algo super rico en diversidad y también en unidad. Hay un buen sentimiento de colectivo y eso es flipante.

Roberto Rodríguez. Fs Salad. Alicante.

¿Desde el punto de vista de un veterano de guerra como tú como ves el panorama actual de la isla?

El panorama actual está super activo. Se mueve y se ripa muy heavy. Hay mucho engorile (¿se dice aún eso de engorile? jajaja). Veo la escena mallorquina más completa. Hay peña que patina de todo. Mi generación en general no patinaba una rampa en meses. No había skateparks y solo patinábamos calle. El nivel era aceptable en calle, pero ahora se patina mejor en general, más completo. Se patina de todo y de todas las maneras. Aunque hay una cosa que me hace mucha gracia, y es la modilla de los slappy. Peña empotrándose contra los bordillos una tarde entera. En mi época se patinaba más potente: bordillos altos, escalones, handrails. Pero hay de todo, peña dando mucha, mucha caña. Mucho amor para esos Mallorcos dando tralla hoy. 

¿Que es Two Candles Remixes? Cuéntanos un poco sobre este proyecto.

Bueno, para ponernos en contexto debo decir que Two Candles era el modo en que firmábamos los primeros vídeos que editamos Miguel Urbina y yo. Realmente éramos muchos más, contando con los colaboradores, que eran todos los filmers de la isla que nos cedían grabaciones para hacer los videos más completos (Toni Salort, Javi Cadavieco, Emilio Moreno, Gabi Alomar…) Eran los videos de los Mallorcos, como el nombre del primer video que editamos. Por cierto, así nos bautizó Sico, un auténtico OG de SNT.

Pues bien. Vi que quedaba un hueco para aportar algo diferente a la actual tendencia de contenidos. Las nuevas generaciones no se preguntan demasiado por el pasado, solo por el presente inmediato. Y creo que darles la oportunidad de conocer sus orígenes, les puede hacer sentirse orgullosos de formar parte de una escena muy digna en lo que a su historia se refiere. Hubo buen skateboarding y como ya he comentado, un sentimiento colectivo, casi de familia, que hace de los mallorquines una escena muy especial.

La idea era crear pequeñas cápsulas del tiempo con conceptos concretos. Remezclando así las viejas imágenes en una nueva estética, más actual, más fresca. Aún estoy trabajando en resumir los clips, la duración es mi talón de Aquiles. No me salen vídeos cortos, todo me mola y me cuesta descartar. Pero estoy en ello. Hoy la capacidad de atención es muy limitada. La gente no ve más de 20 segundos seguidos de video y seguramente pocos habrán llegado a esta altura de la entrevista.

Con esa misma idea nació la cuenta de IG @mallorcosskatefamily (click aquí para acceder), para dar a conocer esta gran familia y su historia. Para rendir homenaje a grandes personalidades de nuestra historia, de nuestra familia.

Miguel Urbina. Flip.

¿Cómo era esa época antes de internet, redes, sociales etc? 

Era todo más mágico, más esperado, y se disfrutaba al máximo la llegada de nuevo material. Nos tirábamos años grabando para un vídeo que luego sacábamos en VHS. Hacíamos un estreno, copias, y las distribuíamos nosotros mismos. Íbamos a las tiendas a regatear la distribución de las mismas, las vendíamos mano a mano. Intercambiábamos con otros filmers nacionales sus vídeos y así creábamos una red de intercambio muy enriquecedor. Era como la época de las maquetas de música. No había muchos vídeos por aquella época. Aprovechabas los viajes y hacías contactos. Los vendías en otras ciudades tú mismo. En las tiendas de otras ciudades y distribuidoras nacionales. En fin, te buscabas la vida. Era todo mucho más difícil. Vendías las copias para costear los gastos de las cintas, de las copias, de la cámara, los envíos de las copias y demás. Había muchos gastos para lo que un estudiante puede asumir.

Hoy es todo mucho más fácil, puedes hacer videos de más calidad de imagen con un simple móvil. Lo compartes en el momento, de forma gratuita. Llega a todo el mundo a la vez. Tienes feedback instantáneo. Hay más herramientas y más facilidades en general. Sin duda si me hubiese pillado esta época, yo hubiese sido youtuber o algo así, porque no me hubiese faltado material ni ganas jajaja.

Aunque antes era más fácil que tus creaciones no se perdiesen en un mar de nuevas publicaciones, eso también hay que reconocerlo.

Los años pasan y todo evoluciona. ¿En qué sentido crees que más ha cambiado el Skateboarding en todos estos años? 

La manera de alimentarse de skateboarding. Las revistas impresas han desaparecido prácticamente. Los videos largos ya prácticamente no existen. Ves todo a través de redes sociales, todo a través de Insta. Los pros curran para publicar en redes, no para los vídeos de las marcas, que antiguamente era la forma de mostrar tu skateboarding y promocionar los equipos y las marcas. O para salir en revistas, que era la manera de transmitir lo que hacían esos pros. Toda una industria que se publicitaba en unos medios propios. Revistas y vídeos de skaters para skaters. Hoy se ve mucho más contenido, pero se ha desprofesionalizado. Trucazos grabados de manera mediocre. Malos ángulos, con malos objetivos. De la música no hablemos.

¿Qué te gustaría que volviese?

Los vídeos horizontales jajaja. ¿Vídeos verticales de skateboarding? ¿Qué aberración es esa? La narrativa de un video de skate no debería estar subordinada a un formato vertical en la vida. Sé que muchos no compartirán mi opinión, porque hoy se ven los vídeos en un móvil, en una pantalla vertical, pero hostias…

El movimiento en una escena de skateboarding es horizontal, saber de dónde vienes, saber a dónde vas… todo te pide orientación horizontal. Es composición. La lectura te pide aire a los lados.

Me gustaría que volviese la cultura del mundo del skateboarding. El skateboarding era puro arte. En las revistas veías verdaderas obras de arte. A nivel fotográfico, a nivel compositivo, a nivel gráfico. Los vídeos, más de lo mismo. Conceptos que abarcaban toda una línea audiovisual: Música, dirección artística, años grabando lo mejor de lo mejor. Una edición cuidada.

Echo de menos ver verdaderas obras de arte. Hoy hay más cantidad, pero hay mucha mierda. Truco tras truco sin ninguna gracia. Corta y pegas audiovisuales. Antes salían vídeos que veías 100 veces y no te cansabas.

Lolo Cosmelli. Bs Tail, La Cruz.

¿Nos recomendarías algún vídeo mítico que te marcase cuando eras un chavalín?  

Recomendaría el Hockus Pockus. Fue el santo grial en mi época. Sorprende que hace 30 años ya se hiciesen casi todos los trucos que ves hoy. Con otras tablas, otros estilos… pero la mayoría de trucos ya se hacían.

Luego recomendaría los vídeos de Plan B. Hubo un antes y un después, sobre todo después del primer Plan B.

Otros vídeos que recomendaría son los de Stereo, muy característicos, con música jazz e imágenes en super8.

Love Child de World Industries.

Time Code de Alien Workshop.

Uno de Rythm, no recuerdo el nombre. Richard Angelides tenía una parte muy guapa. El vídeo tenía música electrónica, pero quedaba de lujo.

El mítico de Shorty’s.

Menikmati de Es.

Todos los Transworld… eran buenísimos.

Hay muchos, la cultura de vídeos de skateboarding era increíble, luego llegó Instagram y los mató… jajaja.

Para terminar cuéntanos alguna anécdota del pasado que creas graciosa o curiosa. 

Hace muchos años que a penas patino. A mediados de los 2000 la verdad es que ya patinaba poco. Una tarde estaba tonteando por Sa Faixina, rulando por la plaza sin hacer nada en concreto. Mi nivel de skateboarding la verdad es que ya había bajado mucho por aquel entonces. Vi que un chavalín me observaba bastante descaradamente y tenía una expresión en la cara un tanto curiosa, como sorprendido. En un momento dado se acercó a mí y con toda su inocencia me dijo:

«¿Tú antes eras bueno, no?»

Artículo de Pere J. Suau
Fotografía: Roberto Rodríguez
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Shopping Cart