Conocemos a Jairo Gudín

cabecera
Lo define como: 
La historia de su vida.
 
El asturiano Jairo Gudín es nuestro séptimo colaborador y un apasionado de los Shancheski. Veinte años de estudio en la materia ha hecho que no se le resista dato alguno sobre estas tablas callejeras de cuatro ruedas. Le agradecemos de todo corazón que quiera compartir con los lectores de la Tres60, su emocionante historia sobre estos monopatines.
 
«Desde bien pequeño recuerdo haber patinado en el parque con el Sancheski TOP de mi hermano mayor. En aquella época patinábamos donde podíamos porque no existían skateparks. Patino para desconectar, sin ningún estilo definido».
 
Jairo, háblanos un poco sobre tu proyecto de los Sancheskis.
Esto comenzó sobre todo por mi afán por lo que no conocía y la escasa información que existe sobre el monopatín en España, hizo que mi hobby se convirtiera en un modo de vida. La emoción de ir conociendo nuevos modelos e información de la época, sobre todo conseguir el material , poder rescatarlo, fue cada vez haciéndose más grande y completa.
 
Sancheski laminado. Ejes ACS y ruedas de goma. Año 79.
 
Entonces, ¿desde cuándo llevas metido en el coleccionismo?
Todo empezó un día que cerraban el rastro de mi ciudad y los del mercadillo dejaban mercancía que no vendían allí tirada para que el servicio de limpieza lo llevara al vertedero.  Solo de imaginar la cantidad de material que habrán destruido hizo arrancar la maquina. Empecé a recoger aquellos monopatines pequeños que nadie quería y mi interés empezó a crecer sin límites…
 
Varios modelos de Sancheskis de fibras, madera,
cajas originales, ropa, paipos. Año 70 y principio de los 80.
 
«A día de hoy es moda, y el coleccionismo está en auge evitando que ya se vean como un objeto del que se pueda prescindir. Ahora son muchos los que los valoran más y ya empiezan a pensar que tienen un tesoro».
 
Y después de tantos años, sigues siendo un entusiasta. ¿Alguna vez has pensado en abandonar?
En más de una ocasión en el transcurso de este proyecto pensaba que era un poco desproporcionado lo que hacía, demasiados monopatines, cómo gestionarlos, almacenarlos para que no se deterioren. Pero nunca hubo marcha atrás y la emoción de seguir conociendo las progresiones de los fabricantes hizo que cada vez se hiciera más emocionante, hasta lo que conocéis a día de hoy. 
 
Patines de las cinco décadas de Sancheski. Desde años 60 hasta el 2000.
 
¿Cuál es tu finalidad en todo esto? ¿Qué esperas aportar a la escena del patín en España?
Del proyecto espero que sea referencia para futuras generaciones de skaters, que algún día pueda ver todo expuesto y que cualquiera pueda disfrutarlo. Su finalidad primordial es tener constancia de los monopatines nacionales, el orden cronológico y que las generaciones venideras conozcan la industria que hubo del 77 en adelante.  Y sobre todo, que todo este material no acabara en vertederos o echándose a perder por no estar bien conservados. 
 
Restauración de ejes toro X. Ruedas Sancheski de goma, años 60.
Bases rectangulares y mariposa. 
 
¿De qué nos hablarás en «Los Sancheskis de Jairo»?
Un apartado en el que todo el que quiera podrá aportar el material que tiene como colección en casa o que patina. Quivers lo llaman los modernos. Podremos hablar de métodos de conservación del material, además de enseñar el material que se conoce, es comentar un poco cómo restaurar las tablas sin dañar los logos y demás quehaceres del mantenimiento del material. Si la gente se anima , puede dar mucho juego. Compartir, difundir  y comparar marcas del material nacional nos ayudara a seguir creciendo. 
 
 
Carlota C.M.
Editorial Tres60 SkateMagazine

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp